Es un sistema que por medio de módulos fotovoltaicos captan la radiación solar y la convierten en energía; esta, a su vez es transformada en energía eléctrica por otros componentes como los inversores de corriente y medidores especiales para que esté en condiciones de ser aprovechada.